Juzgados de guardia
Ciudad de la Justicia
de Madrid

Concurso, 2007.
Autores: Edgar Sarli y Agatángelo Soler Montellano.


Dados un programa preciso y complejo y un perímetro circular, esta propuesta intenta desarrollar el valor intrínseco de cada uno de estos dos condicionantes para hacerlos trabajar en sintonía desde tres puntos de vista: formal, funcional y energético.

1. ESTRATEGIA FORMAL
Quizás el mayor valor de la planta circular es que acota una región de espacio de una manera abstracta e indiscriminada, al no manifestar direccionalidad ni jerarquías geométricas en su relación con el entorno. Mientras que una organización en planta de tipo radial establecería una diferencia fundamental entre espacios de fachada y espacios interiores, la decisión de disponer una trama ortogonal permite articular los espacios de trabajo manteniendo una relación fluída entre los mismos y una ocupación no jerarquizada del espacio. El volumen cilíndrico se perfora con una serie de patios que se inclinan hacia el sur, buscando a través del sol de mediodía la iluminación natural en todos los puestos de trabajo.

2. ESTRATEGIA FUNCIONAL
Los distintos conjuntos programáticos quedan albergados en distintas cajas de vidrio, para asegurar la independencia de cada unidad funcional (juzgados, SAJIAD, colegios profesionales, etc.), y permitir al visitante la visión del trabajo público que se realiza en ellos. La circulación restringida se realiza por el perímetro del círculo, fuera de las cajas de vidrio para que el paso de personas no interrumpa su actividad. La circulación pública se realiza en los espacios de distribución cercanos al núcleo público, diferenciado por su forma circular. Entre la trama ortogonal y el borde circular, en circulación restringida, se sitúan las zonas de descanso, para disfrutar junto al paisaje del café y el encuentro con los compañeros. Desde cada puesto se domina el funcionamiento de la planta en su conjunto, la visión del exterior y de los patios.

3. ESTRATEGIA DE AHORRO ENERGÉTICO
El ángulo de inclinación de la directriz de los patios del edificio responde a la altura media del sol medida en Madrid, a mediodía, que es de 49.57 grados. El retranqueo de las cajas de vidrio de las oficinas con respecto a la fachada permite que los forjados salientes funcionen como brise-soleils permitiendo el soleamiento directo en invierno y la sombra de los espacios de trabajo en verano. Esta disposición permite que las fachadas puedan ser completamente transparentes. Se marcan tres zonas fundamentales en cuanto al funcionamiento térmico del edificio. En primer lugar el espacio exterior, sin climatizar, en segundo lugar los espacios de circulación perimetral, no climatizados, que funcionan como un colchón térmico atemperando el clima exterior, y las cajas de vidrio que contienen las oficinas, cerradas y climatizadas. La climatización de estos espacios de trabajo cerrados disfruta de un importante ahorro energético gracias al colchón térmico perimetral. En verano, los patios funcionan como torres de refrigeración expulsando el aire caliente por la cubierta. Por la planta baja entra el aire enfriado. La distribución de los patios en toda la planta permite un enfriamiento uniforme de los espacios de trabajo. En invierno, tanto la planta baja como los patios están cerrados, y estos funcionan como grandes acumuladores de calor durante el día, para conseguir ahorrar energía durante el horario nocturno del edificio.













© 2012-2016 by Agatangelo Soler Montellano, Madrid